Integrar en sociedad a mayores dependientes con musicoterapia

Azkoitia3 16-03.jpgCinco personas mayores dependientes que viven en la Residencia San José, de entre 65 y 80 años, esperan con ganas los miércoles por la tarde. Se visten, se preparan especialmente y se buscan entre ellos para salir juntos en este día especial. Al principio eran siete los que iniciaron esta experiencia piloto, ahora son cinco ya que una falleció y otra persona enfermó.

Desde el pasado octubre, los miércoles por la tarde bajan a la Escuela de Música, donde les espera la musicoterapeuta Nerea Goikoetxea y llevan a cabo una iniciativa novedosa: utilizando música de sus infancias o conocidas para ellos cantan, tocan instrumentos, realizan movimientos rítmicos (su dependencia obliga a hacerlo sentados) y en definitiva «viven, han encontrado una ilusión, esto supone un soplo de aire fresco que les recuerda que todavía no ha acabado la vida. La música les emociona, les llega y ha supuesto una mejora evidente en la calidad de vida de estas personas», señala Nerea Goikoetxea para quien la experiencia ha supuesto un regalo. «Comenzamos con siete personas para poner en marcha este programa, el segundo paso ha sido realizar una sesión mensual con otro grupo de mayores que viven en sus casas o con sus familias y otro paso será que participen en la audición de fin de curso de la Musikaeskola con niños, adolescentes, mayores.», apuntaba Nerea que recuerda con especial cariño a José Luis que falleció hace poco y fue el ejemplo claro de lo beneficioso de este programa para estas personas. «Era una persona depresiva que nunca reía, su rostro era totalmente inexpresivo hasta que vino aquí y comenzó a sonreír algunas veces» .

Compartiendo actividades

Y es que el uso de la musicoterapia fuera de centros de salud, con personas dependientes que vivan en una residencia y que son traídas a un centro educativo en el municipio, donde se relacionan con otros ciudadanos, es una experiencia totalmente novedosa.

En este aspecto, tal y como señala Nekane Plazaola, directora de la Residencia San José y Jexux Oteiza (estudiante de educación social en prácticas y uno de los impulsores de la iniciativa) «en colaboración con entidades socio-culturales y educativas de Azkoitia, estamos desarrollando el Programa ‘Ekintzak Elkarbanatuz’ con el objetivo de fomentar la participación activa de los residentes en la comunidad, es decir, que aún viviendo en la residencia sigan manteniendo relación con grupos de igual o diferente generación y el contacto con el municipio» para añadir que «semanalmente acuden a musicoterapia y comparten la actividad con otros jubilados; acudieron a la ikastola y participaron en el programa ‘Amama’ con jóvenes. Van a compartir ‘las experiencias de vida’ con los jóvenes de Alai-Batza y un sábado realizaremos manualidades y jugaremos al futbolín.; el 31 de marzo toca campeonato de cartas con los chavales de la ludoteca y en abril recibiremos una clase de bertsolarismo participando en el karaoke en la Bertso Eskola. Así conseguimos que grupos generacionales se encuentren, estén juntos y vayan creando entre ellos nuevas relaciones, lazos y vínculos beneficiosos para todos».

Leer noticia.