Oltra paga la deuda a los dependientes y anuncia un cambio de sistema

Mónica-OltraLa Generalitat valenciana ha pagado los retrasos que debía a los dependientes y establecerá un nuevo sistema para agilizar la incorporación al sistema de protección creado por la Ley de Dependencia, ha anunciado este miércoles la vicepresidenta y consejera de Bienestar Social, Mònica Oltra.

Los pagos se harán efectivos entre hoy y mañana y a partir de julio se harán “a mes vencido”, y no con 60 días de demora como hasta ahora.

El Consell ha abonado en total 36,1 millones de euros por conceptos que incluyen también el pago de retrasos en la renta garantizada de ciudadanía, los centros de atención a mujeres víctimas de violencia de género, familias de acogida y otros colectivos especialmente “vulnerables”. Atenderlos preferentemente fue “el primer punto del Acuerdo del Botànico”, el pacto que llevó a la formación del actual Gobierno valenciano ha recordado Oltra.

La vicepresidenta ha reconocido que la Generalitat está lejos de aplicar adecuadamente la Ley de Dependencia. Hasta 33.0000 están a la espera de que se valore su grado de discapacidad o, tras haber pasado ese examen, aguardan que se firme la resolución que les permita empezar a cobrar la ayuda. El Observatorio de la Dependencia ha valorado en los últimos años la política de la Generalitat al respecto con “entre cero y dos puntos” sobre 10, ha indicado Oltra, que ha calificado de “muy mala” la gestión realizada por los anteriores Ejecutivos valencianos.

La consejera ha afirmado que parte de los problemas en la aplicación de la ley se deben a que solo hay “14 valoradores” en la comunidad autónoma para atender miles de demandas. Y ha indicado que la Generalitat adoptará el sistema de Castilla-León, en el que son los servicios sociales municipales los que examinan el estado de los dependientes, lo que permite agilizar las valoraciones.

A Oltra se le ha preguntado cómo ha conseguido los 36,1 millones el Consell, que está reclamando un nuevo modelo de financiación al Gobierno con la advertencia de que no puede afrontar los gastos regulares. “No hemos atracado ningún banco”, ha contestado Oltra, “antes la prioridad era desviar fondos públicos a determinados intereses de empresas particulares de personas muy vinculadas al Gobierno, y nosotros hemos reordenado lo prioritario”.

La vicepresidenta ha añadido que los fondos provienen de “créditos liberados por Hacienda que antes iban para otras cuestiones”.

Leer noticia.