Mónica Oltra plantea un proceso participativo del sector para una nueva aplicación del sistema de dependencia

Mónica-OltraLa consellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha planteado hoy la puesta en marcha de un proceso participativo para la nueva aplicación del sistema de dependencia para «dar un mayor protagonismo al movimiento asociativo de este sector».

Oltra propone «que además de hacer sus aportaciones en este ámbito» los participantes puedan «intervenir en la evaluación del mismo», y destaca que se ha elaborado un presupuesto en un «tiempo récord» con la mirada puesta en «rescatar personas».

La vicepresidenta y consellera se ha dirigido así a los representantes de la Coordinadora de Discapacitados y Dependientes y del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad en la Comunidad Valenciana (Cermi CV).

Se reunido hoy con estos colectivos para explicarles el presupuesto de su Conselleria para 2016, que en el apartado destinado a la nueva aplicación del modelo de dependencia ha crecido un 60,21 por ciento respecto al pasado ejercicio.

En los presupuestos, el departamento que dirige Mónica Oltra ha previsto una partida de 57,1 millones para paliar los efectos de la aportación suplementaria en centros de día y residencias.

Este presupuesto, que según les ha explicado, se ha hecho en un «tiempo récord de dos meses», pretende ser el punto de partida de una política para «rescatar personas».

También destaca que tiene como una de sus mayores prioridades «incluir» a lo largo de los tres próximos años a todas las personas en situación de dependencia en el sistema «afrontando el tapón de 45.000 personas que heredamos del gobierno antiguo».

La consellera ha explicado que en los últimos 20 años «no sólo se había gestionado desde unas prioridades que no eran las adecuadas, sino que no se hacía bien porque no se coordinaba nada».

La vicepresidenta ha recordado la situación de infrafinanciación por parte del Estado y ha explicado que esto llevado a que entre las primeras acciones de la Conselleria se dé prioridad a aquellas situaciones «urgentes» como incluir en el sistema de la dependencia a quienes el anterior Consell «había dejado fuera del sistema».

Otro de los puntos que ha centrado el encuentro ha sido el proyecto de ley de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera (conocida como ley de acompañamiento), a través del cual la Conselleria ha eliminado completamente la aportación suplementaria de los usuarios en centros de día.

Con el cambio normativo introducido en la ley de acompañamiento se ha «encontrado un equilibrio para dar un buen servicio y ayudar a la gente que ha tenido que abandonar los servicios por ese copago confiscatorio que impuso el gobierno antiguo», según la Conselleria.

Fuente: La Vanguardia