Cáritas atiende a casi 500 familias al borde del desahucio

Un total de 470 familias han acudido a Cáritas Diocesana de Barcelona en busca de ayuda para evitar un desahucio inminente desde septiembre.

Este volumen de familias han solicitado ayuda desde la creación del servicio de mediación en la vivienda hace seis meses, ha explicado a Europa Press la responsable de este programa social, Carme Trilla.

«La demanda de ayuda no se frena. El paro está siendo implacable con las familias, que no pueden hacer frente a los pagos de la hipoteca y el alquiler y se están viendo empujadas al desahucio», ha lamentado Trilla.

De las 470 peticiones de ayuda recibidas desde septiembre de 2011 hasta marzo de 2012 –65% procedentes de impagos hipotecarios y 35% de alquileres–, Cáritas ha podido resolver un total de 170, quedando pendientes 300 más.

«Lo más preocupante es que no vemos perspectivas de mejora. Es urgente que se tomen medidas para evitar que la gente pierda su techo», ha explicado Trilla, reconociendo que tanto el Ayuntamiento de Barcelona como la Generalitat están incrementando sus esfuerzos en este ámbito.

De los 170 casos ya resueltos, el 63% han podido mantener su vivienda a través de una reconducción de la deuda y el 37% restante se han visto obligados a buscar otro techo con la ayuda de Cáritas.

«Si la mediación no es suficiente y deben abandonar su vivienda, les ayudamos a encontrar otra más asequible, a dar una fianza si se requiere y a pagar las facturas que necesiten», ha concretado Trilla.

En caso de no encontrar una vivienda alternativa para recolocar a la familia desahuciada, la entidad también dispone de una bolsa de 30 pisos de titularidad pública en régimen de alquiler, una cifra que se prevé que incremente con donaciones de otros promotores y entidades públicas, así como nuevas cesiones por parte del Govern.