Bienestar Social señala que las ayudas a domicilio «han bajado en toda Gipuzkoa»

Maite CruzadoLa delegada de Bienestar Social en el Ayuntamiento, Maite Cruzado, se ha pronunciado sobre las protestas de los trabajadores del Servicio de Ayuda a Domicilio, que denuncian «que las horas solicitadas por los mayores se han reducido a la mitad porque tras una revisión, después de mucho tiempo, hay mayores a los que el precio por hora les ha subido de 6 euros a 18».
Según Cruzado, estas ayudas a domicilio «están conveniadas con la Diputación y Eudel desde 2005. Diputación nos acaba de presentar un informe que refleja la caída de usuarios en todo Gipuzkoa, también en Irun, desde 2007. Y el informe foral lo atribuye a la aplicación de la Ley de Dependencia». Cruzado señaló que «por la aplicación de esa ley, se ha reducido también la lista de espera para las residencias. Lo cierto es que la realidad ha cambiado».
Precios subvencionados
La delegada explicó que «de los 208 usuarios de este servicio que hay en Irun, la mayoría mayores dependientes, 156 pagan entre 0,28 y 4,5 la hora». Solo ocho pagan entre 16 y 18 euros la hora «y tampoco es el 100%, porque la tarifa más alta se corresponde con el precio fijado por Diputación, no con el coste del servicio. La diferencia la pone el Ayuntamiento». Aseguró que las tarifas no han variado, ni tampoco los baremos, «porque está todo conveniado con Diputación. Aplicamos lo que hay que aplicar. Otra cosa es que cambie la situación económica de un solicitante y al revisar su caso se le apliquen las tarifas que corresponden a su situación actual».
Cruzado anunció que se han reunido con la empresa que gestiona el servicio «para que haga llegar el cuadrante de horarios a las trabajadoras y disipe la incertidumbre que comprendo que estas trabajadoras padecen».

Leer noticia.