AERTE exige que se revise y se normalice la normativa estatal sobre copago

copagoEntiende que la Generalitat debe normalizar la situación y exigir al Gobierno central la homogeneización de la normativa, evitar que algunos usuarios queden en una situación económica insostenible y que obligue a todo tipo de entidades a aplicarlo una vez normalizado.

 Exige que se trate a todo el mundo igual y solo haya distinciones cuando haya rentas diferentes y en función de quien presta el servicio.

 Propone utilizar conceptos de renta neta y no incluir patrimonio que no es líquido para posibilitar evitar situaciones insostenibles para personas con escasos recursos económicos.

AERTE con referencia a la reciente sentencia que anula el decreto de Copago de 2013 quiere manifestar:

 – Recuerda que la aplicación de un copago es de obligado cumplimiento por parte de los gobiernos autonómicos.

 – Encuentra que la normativa debe igualar en condiciones a las personas con discapacidad con las personas mayores, sean dependientes o no, que siempre han venido abonando un copago desigualitario de un servicio necesario y fundamental.

  – Entiende que la participación en soportar el coste de los servicios públicos es necesaria para poder mantener el sistema, pero que esto no puede expulsar a las personas del sistema y sí debe conseguir que todas las personas sean atendidas en igualdad de condiciones.

 – Considera que la Generalitat debe normalizar la situación cuanto antes y exigir al Gobierno central la homogeneización de la normativa para evitar que ninguna persona quede en una situación económica insostenible y que obligue a todo tipo de entidades a aplicarlo una vez normalizado. Por ejemplo,  no es posible la aplicación de una fórmula que deje con 100 euros disponibles a las personas con los que deben comprar cosas tan básicas como sus medicamentos o su ropa. Se deben utilizar conceptos de renta neta y no incluir patrimonio que no es liquido para posibilitar evitar situaciones económicas insostenibles.

 – Reclama a la Generalitat la máxima transparencia en su aplicación para evitar que se produzcan errores administrativos que conlleven injusticias en el copago. AERTE recomienda establecer reuniones informativas que posibiliten la comprensión de los cálculos, así como información previa sobre los mismos. Así mismo, considera imprescindible consensuar y homogeneizar los costes de referencia, costes que conllevarán una equivalencia con respecto a los cálculos reales, los cuales no tienen consonancia con los publicados hasta ahora por la Administración valenciana.

 – Agilizar de forma prioritaria los más de 10.000 expedientes paralizados durante años de cara a que personas dependientes perciban las prestaciones que por Ley les corresponde, ya que no pueden recibir los servicios que necesitan, en algunos casos llevan esperando desde hace más de tres años.