Fundación Vianorte-Laguna: atención socioasistencial en el domicilio

Fundación Vianorte-LagunaEl equipo médico terapéutico a domicilio del Hospital Centro de Cuidados Laguna para personas dependientes en la categoría de Mayores ha sido uno de los proyectos ganadores del Premios Compromiso de Clece. Un galardón que supone «una gran ayuda» para la Fundación Vianorte Laguna que además de ofrecer este servicio domiciliario disponen de otras muchas áreas especializadas y dedicadas a la atención de pacientes con enfermedades avanzadas. La Fundación es una entidad no lucrativa que tiene como misión ayudar a personas mayores y dependientes y sus familias.

Ofrecer un servicio completo de asistencia médica y de acompañamiento a mayores dependientes en sus propios domicilios es el reto al que se enfrentan en el día a día los profesionales de la Fundación Vianorte Laguna. «A veces les cuesta mucho desplazarse hasta el centro», relata María del Mar Barbero, directora de desarrollo de la entidad cuando explica en qué consiste este servicio premiado. Esta atención domiciliaria está dirigida a personas con enfermedades avanzadas o crónicas que tienen una importante carga de cuidados tanto médicos como de enfermería.

«Para nosotros lo más importante es la persona mayor enferma pero también su familia», asegura. María del Mar Barbero no olvida que la atención a las familias que conviven con estas enfermedades es crucial para conseguir que la persona se sienta más tranquila y evolucione de manera favorable. La asistencia sanitaria que presta la Fundación se desarrolla 24 horas y está orientada al control del dolor y de los síntomas clínicos, la atención socioasistencial y la continuidad de cuidados para conseguir el alivio de la persona enferma y mejorar su calidad de vida, sin salir de su entorno cotidiano y sin tener que desplazarse para recibir atención médica. «La idea es que esa persona no esté en casa sola».

Los expertos acuden al domicilio de la persona que ha solicitado este servicio y hacen una valoración para ver qué necesita y la regularidad de visitas que requiere. «La atención es presencial y personalizada en cada situación», apunta la directora de desarrollo. El programa premiado por Clece ofrece además la asistencia de diversos profesionales -médico, enfermeras, auxiliares, psicólogos, trabajadores sociales, fisioterapéutas, y terapéutas ocupacionales- que están formados en el control del dolor y los síntomas de enfermedades avanzadas.

Pero la atención a domicilio no es el único servicio que puede encontrarse en la Fundación. Existen tres áreas de gran actividad: la parte hospitalaria con un hospital de cuidados paliativos, «el segundo más grande de carácter monográfico de Europa», según Barbero, que cubre las necesidades del paciente y su familia a través de un equipo multidisciplinar, y una unidad pediátrica para enfermedades raras o avanzadas. Otra pata indispensable de la actividad diaria es la asistencia a personas con alzheimer y enfermedades neurodegenerativas, con una residencia integral con 17 plazas, un centro de día psicogeriátrico, un programa de estimulación cognitiva y consultas de diagnóstico precoz de neurología y geriatría. Y una tercera área es la asistencia a personas mayores, con una residencia de rehabilitación y respiro familiar -con 16 plazas-, una unidad de enfermería que controla los síntomas, medicaciones o tratamientos especiales y un servicio de cuidadores del hogar.

Estas tres actividades se complementan con un centro de investigación y formación en el que se forma a profesionales y cuidadores «para avanzar en las terapias y tratamientos». La investigación en el tratamiento del dolor, el control de síntomas y de las enfermedades neurodegenerativas son algunas de las especialidades que se promueven. Los profesionales del centro además, cuentan con formación casi a diario que incluyen jornadas, congresos y prácticas en el extranjero, donde los cuidados paliativos están más desarrollado que en España. Por otro lado, los voluntariostambién son pieza clave en la atención a los pacientes y su familia. A los interesados en colaborar de manera altruista, Laguna les proporciona formación básica, intermedia y avanzada para desarrollar su labor con rigor.

El premio Compromiso supone «una gran ayuda» para seguir avanzando y ofreciendo servicios «más asequibles» para las familias. «Intentamos que el servicio sea sostenible porque el fin no es lucrase», explica María del Mar Barbero. Con la ayuda de Clece, se prevé realizar 2400 actuaciones anuales, con una media de 80 horas anuales distribuidas entreactuaciones médicas, de enfermería y terapéuticas. El centro, al estar promovido por una fundación sin ánimo de lucro, se sostiene a través del concierto de sus servicios, de los ingresos derivados de su actividad, de subvenciones, donativos y otras acciones benéficas. El Hospital de Cuidados Paliativos tiene un concierto con la Comunidad de Madrid, mientras que el Centro de Día de Alzheimer está concertado el Ayuntamiento de Madrid. En el resto de servicios procuran que sean sostenibles para las familias.

Leer noticia.