«Conocer para Reconocer y Respetar» una Buena Práctica asociada a la Atención Integral y Centrada en la persona ACP

conocer-para-reconocer-y-respetar«Conocer para Reconocer y Respetar» constituye una Buena Práctica asociada a la Atención Integral y Centrada en la persona que da respuesta a una necesidad actual de los centros y servicios que deciden implantar este modelo: la necesidad de instrumentos y herramientas para hacer efectivos los Principios Básicos de la Atención Integral Centrada en la Persona.

Camon Consulting presenta un conjunto de herramientas, validadas desde su actual aplicación en centros de día y residencias de atención a personas mayores, que están en el camino de una aplicación efectiva de un modelo AICP, que parte del respeto a la singularidad y unicidad de la persona.

Es fundamental, como punto de referencia del proyecto, partir de un conjunto de premisas básicas asociadas a cómo entendemos este modelo de atención.

a) Para nuestra entidad, la atención centrada en la persona la entendemos como una nueva mirada a la persona usuaria. Verla sobre todo como un ser humano, que, cuando accede a nuestros servicios dispone de una experiencia vital, una historia de vida, y también un estilo de vida. No podemos partir de la «etiqueta» de la patología que la hace dependiente y por tanto usuario de nuestros servicios.

b) Todas las personas disponen de un proyecto de vida, bajo esta filosofía de atención, debemos trabajar de forma individualizada para conocerlo y contribuir entre todos los profesionales y personas vinculadas a nuestros servicios a llevarlo a cabo.

c) La atención centrada en la persona es un cambio de paradigma y de perspectiva del modelo de atención: no son las personas las que deben adaptarse a los centros y servicios sino que desde los centros, servicios y también la Administración Pública, nos tenemos que adaptar a fin de respetar la individualidad y singularidad de cada persona usuaria.

d) La atención centrada en la persona no la entendemos como una moda o tendencia, sino como un camino sin retorno para adaptarnos a la realidad sociológica de las actuales usuarios y sus familias.

Así en esta Buena Práctica presentamos estos dos instrumentos como puntales dentro del modelo que hemos ido gestando para hacer efectivo este modelo:

a) Las Huellas de vida ®

b) El Diario ACP®

La huellas de vida son un instrumento, vinculado a la Atención Centrada en la Persona, que proponemos para conocer mejor a la persona como ser humano que ha acumulado un experiencia vital única y singular, tratando de recoger aquellos hechos y rasgos más significativos de su historia y estilo de vida.

El Diario ACP es una herramienta, vinculada a la Atención Centrada en la Persona, que tiene por objeto recoger todo aquello que vamos conociendo de la persona a partir de su ingreso en el centro. Pretende dar continuidad a la captación de información sobre aspectos personales y de historia de vida de la persona que nos facilite y favorezca la relación con ella.

Si el proyecto «Conocer para Reconocer y Respetar» os parece interesante, podéis votar por él en la web de la Fundación Pilares.

El equipo de Camon Consulting Group os agradece vuestra colaboración.