La patronal suspende los servicios sociales en Andalucía

Un trabajador de servicios sociales por cada 5.110 habitantes, frente a los 3.858 de media estatal. Apenas dos plazas de residencia por cada cien personas mayores de 65 años. Una plaza en centros de acogida por cada 12,9 solicitudes de orden de protección, por las 9,8 de media a nivel estatal. Éstas y otras son las carencias que presenta Andalucía en el desarrollo de los Servicios Sociales según un informe de la patronal del sector que se presenta mañana en Cádiz. La asociación estatal de directoras y gerentes de Servicios Sociales ha elaborado un mapa de la protección social en España en el que la comunidad andaluza saca una nota final de un 4,6.

El informe se divide en diversos apartados. El de mayor puntuación es el de cobertura, con cinco puntos, del que Andalucía saca 1,5. Tiene buena valoración la extensión del sistema de dependencia, por encima de la media, y las rentas mínimas de inserción, aunque la cuantía esté por debajo de la media. También aprueban los equipamientos para las personas con discapacidad. Sin embargo, Andalucía presenta déficit en las estructuras básicas de servicios sociales, plazas residenciales para personas mayores y para mujeres víctimas de la violencia de género, intensidad del servicio de ayuda a domicilio (8,39 horas mensuales de media frente a las 16,94 de media estatal) y plazas para personas sin hogar (21,9 por cada 100.000 habitantes, frente a las 34,5 de media). En el apartado de relevancia económica, Andalucía consigue 2,4 de un máximo de tres puntos, ya que su gasto por habitante está en la media (279,3 euros) y es superior en el porcentaje del PIB en servicios sociales (1,63% frente al 1,25% estatal). De los dos puntos restantes en liza, sobre desarrollo normativo, Andalucía logra 0,7 al carecer de un marco legislativo que garantice derechos ciudadanos.

Leer noticia.