Castilla-La Mancha pierde 1.330 beneficiarios dependientes en un año

La Ley de la Dependencia tal y como la hemos conocido hasta ahora va a cambiar y de hecho ya está cambiando. La crisis está haciendo que el Estado revise esta Ley, para que pueda ser sostenible, así lo confirmó el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, en una mesa redonda a finales de septiembre sobre “Cambios en los plazos de aplicación de la Ley de Dependencia y futuro del Sector”.

El Gobierno regional ha reiterado en varias ocasiones que tal y como están las finanzas de la Comunidad Autónoma el sistema de la dependencia no se puede mantener, por lo que se trabaja para la sostenibilidad del mismo. Las claves de por dónde se orienta la estrategia en este ámbito por parte del Gobierno regional las dio Echániz, al señalar que se está priorizando priorice y atendiendo  de forma preferente a quienes más lo necesitan, de tal forma que la prioridad sea atender a la gran dependencia y a la dependencia severa.

En los presupuestos generales del Estado del año 2013 la partida destinada a la dependencia se reducirá en unos 200 millones de euros, lo que obligará a las Comunidades a hacer cuentas para ajustar sus fondos, reduciendo las aportaciones y el número de beneficiarios.

Datos
En Castilla-La Mancha, según los datos extraídos del Portal de la Dependencia, el número de personas beneficiarias a 1 de septiembre de 2012 (últimos datos) -y en relación a 1 de septiembre de 2011 – ha descendido en 1.333 personas, lo que porcentualmente supone un 3,3% menos.

A 1 de septiembre del pasado mes en nuestra región había contabilizadas 38.681 personas, siendo la sexta comunidad autónoma con mayor número. Todo apunta a que en los próximos meses la cifra siga descendiendo de forma más acusada.

Por lo que se refiere a las prestaciones en Castilla-La Mancha se observa una caída –que aunque todavía no es acusada-  sí pone de manifiesto la tendencia que se iniciará a partir del mes de octubre (debido a la modificación en agosto de la Ley).

Así en la comunidad castellano-manchega en septiembre de 2011 se registraban 54.001 prestaciones, y en septiembre del actual ejercicio hay 53.353, 648 prestaciones menos. El ratio de prestación por persona beneficiada se mantiene en el 1,35%.

Rebaja de la paga
Por otra parte desde el 1 de agosto las comunidades autónomas pueden aplicar la rebaja de la paga, como mínimo de un 15%, que percibían los cuidadores no profesionales por atender a personas dependientes en sus domicilios. Se trata de una de las medidas incluidas en la reforma de la ley de dependencia, aprobada por el Gobierno el pasado 13 de julio, que pretende fomentar los cuidados profesionales de los dependientes sobre los familiares.

Una rebaja que en Castilla-La Mancha ya se ha comunicado por carta a los beneficiarios.
Según los datos del portal de la dependencia -Servicio SAAD- a 31 de agosto se contabilizaban 9.914 cuidadores no profesionales -beneficiarios del convenio especial, una cifra que ha descendido pues a partir del 31 de agosto los cuidadores tienen que pagar las cuotas a la Seguridad Social.


Un 21% menos de presupuesto
La Plataforma en Defensa de la Ley de la Dependencia ha denunciado que el anteproyecto de Ley de Presupuestos de la Junta de Comunidades para 2013 destina un 21 por ciento menos a las políticas de dependencia. El portavoz de la plataforma, José Luis Gómez Ocaña,  explicó  que, mientras que en 2012 el presupuesto para dependencia era de 167 millones, para el año próximo se han distribuido en dos partidas que en total suman 131 millones, es decir, un descenso del 21 por ciento.

A su entender, esta bajada implica que no solamente no se van a mantener el número de beneficiarios, sino que «se va a expulsar del sistema a mucha gente que viene cobrando», una práctica que, según ha denunciado, se hace desde un año atrás.

Leer noticia.