AESTE reclama justicia social en la aplicación del IVA

AESTELa asociación empresarial considera que el impuesto no es justo con los usuarios de los servicios de Atención a la Dependencia.

La Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE) reclama justicia social en l aplicación del IVA a los usuarios de los servicios de atención a la dependencia. AESTE, que engloba los principales operadores del sector, emitió un comunicado en el que cuestiona la aplicación del IVA en este tipo de servicios por ser discriminatoria, al mismo tiempo que solicita la aplicación del tipo superreducido por tratarse de servicios de primera necesidad

El comunicado explica lo siguiente: “El Real Decreto-ley 6/2010 de 9 de abril de medidas para el impulso de la recuperación económica y el empleo, supuso una bajada del IVA al 4% que se viene aplicando desde entonces a los servicios de atención a la dependencia que se presten mediante plazas concertadas o mediante precios derivados de concursos administrativos. En aquel entonces el Grupo Popular presentó una enmienda 122/000210 Proposición de ley relativa a la aplicación del IVA supereducido a la prestación de servicios y asistencia social para personas dependientes, dicha enmienda al estar en minoria no solo no prosperó, sino que la elevación de tipos hizo que el IVA aplicado a usuarios y sus familias pasará a tributar al 10%.Mucho ha llovido desde entonces, ni aquel RD impulso la recuperación económica y el empleo, ni transcurridos 2 años de Gobierno el IVA es supereducido para la prestación de servicios para dependientes.

AESTE recuerda que “en muchos países este servicio está exento de IVA como los servicios sanitarios o la educación en España) o tiene el tipo superreducido 4% que es la situación que desde siempre ha venido reclamando el sector de provisión de servicios sociales, pero para todos los servicios no sólo para aquellos concertados por la administración” La asociación empresarial pone de manifiesto que “atender a una persona dependiente es tan de primera necesidad como el pan, la leche o los medicamentos, y estos que tienen un IVA del 4% no son distintos según quien los compre (administración, o ciudadanos). No se puede hacer la distinción del componente fiscal (IVA) del servicio dependiendo de quién lo financia o el destino que el comprador dé al servicio que se adquiere. El tipo de IVA ha de depender del servicio prestado y no del pagador”. Por último matiza que “El IVA es un impuesto finalista lo pagan directamente los consumidores, y estos merecen tributar en igualdad de condiciones que las administraciones”.

La Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE) es una organización empresarial de carácter sectorial, que abarca todo el territorio del Estado Español, sin ánimo de lucro y que nace con vocación de coordinar, representar fomentar y defender los intereses empresariales y sociales comunes a los servicios y residencias para los mayores.

Sus empresas asociadas suponen un volumen agrupado de 42.500 camas, que representa un 25% de las plazas privadas y un 15% del conjunto de plazas residenciales, lo que supone un 40% del valor económico del mercado. Nuestras empresas cuentan con 43.500 trabajadores, somos una importante fuente de reclutamiento de profesionales, generando empleo estable no deslocalizable.

AESTE, es miembro de CEOE, agrupa más de 348 residencias, además de 5.344 plazas en centros de día, 191.634 usuarios de Ayuda a Domiclio, 34.833 de Teleasistencia y 88.057 de otros servicios. Son atendidas diariamente por sus socios 314.524 personas en situación de dependencia.