El Gobierno de Aragón elabora una ley para la protección social, económica y jurídica de las familias

Aragon El Gobierno de Aragón ha elaborado el proyecto de ley de Apoyo a las Familias con el objetivo de asegurar su protección social, económica y jurídica y para reconocerla «como unidad esencial de la sociedad e instrumento de vertebración y cohesión social».

   El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Ejecutivo aragonés, Ricardo Oliván, ha subrayado que el motivo de su realización «radica en que hay una realidad que es necesario reflejar en una normativa, como es la importancia de la familia como sistema protección y ayuda sus miembros».

   Además, ha añadido, «se consolida como la institución social mejor valorada y en permanente evolución sujeta a los cambios sociales», a lo que «se une que hay que reflejar los múltiples modelos de familias que existen».

   La elaboración de esta norma es uno de los compromisos del Ejecutivo con las familias y para su redacción se ha contado con ellas, así como con otras Administraciones públicas, agentes sociales y económicos, ha informado el Gobierno aragonés en una nota de prensa.

   Al respecto, la directora general de Familia, Ana de Salas, ha explicado que para la elaboración del anteproyecto de ley se diseñó un proceso de participación, en coordinación con la dirección general de Participación Ciudadana, Acción Exterior y Cooperación, con una fase de cáracter interno y otra externa.

   En total, ha habido una veintena de talleres y más de 400 participantes. Además, en la página web de Aragón Participa se ha contado con un espacio para esta normativa y se ha dado información continua, mostrando los diversos documentos generados a lo largo del proceso.

HOJA DE RUTA

   El Gobierno de Aragón ha precisado que la futura ley pretende reforzar y coordinar las políticas familiares del Ejecutivo bajo la premisa de transversalidad e introducir la perspectiva de familia en las diferentes medidas sectoriales. Además, servirá como «hoja de ruta» estable en el tiempo y, a la vez, adaptable a las condiciones socioeconómicas de cada momento.

   Los objetivos específicos de la ley son reconocer a la familia como unidad social básica y como instrumento de cohesión social, potenciando su empoderamiento; favorecer el desarrollo familiar, y garantizar una política coordinada e integrada de apoyo a la familia en el Gobierno de Aragón.

   Igualmente, persigue promover la conciliación de la vida personal, familiar y laboral; potenciar la igualdad de participación y oportunidades a las familias de especial consideración; promover la solidaridad intergeneracional e intrageneracional, y fomentar el ejercicio positivo de la parentalidad positiva.

PROTECCIÓN, ATENCIÓN Y APOYO

   Las medidas de protección, atención y apoyo a las familias cuenta con acciones para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, concretamente, con actuaciones de sensibilización social y la coordinación de las diversas instituciones públicas y privadas de la Comunidad autónoma.

   Además, se recogen medidas materiales, fiscales y económicas y se define las familias que van a recibir la calificación de especial consideración por sus particulares circunstancias derivadas de su configuración, número o situación social personal o familiar precisando todo ello de políticas familiares específicas de apoyo y protección.

   Entre ellas, se incluyen las numerosas, monoparentales y con dependientes o discapacitados, así como en situación de exclusión social o en riesgo de dificultad o exclusión.

   También aparecen medidas administrativas de participación y sensibilización, en el que se recogen recursos dirigidos a garantizar la participación social y la transversalidad en el desarrollo de las políticas de apoyo a las familias.

   Igualmente, se concede protagonismo al Observatorio Aragonés de Familia y la Comisión Interdepartamental de Familia, este último de nueva creación, han precisado desde el Ejecutivo autonómico.

APOYO A LA MATERNIDAD

   La nueva norma incluye políticas públicas de apoyo a la maternidad, que pasan por la información y el asesoramiento, así como por la asistencia especializada, transversal e integral, con atención específica a mujeres embarazadas sin apoyo sociofamiliar, así como a las menores gestantes.

   Finalmente, la futura ley posee cuatro disposiciones adicionales sobre referencia de género, asimilación a descendientes, evaluación de su aplicación y bonificaciones fiscales, y tres finales para la habilitación al Gobierno de Aragón, habilitación al consejero y sobre la entrada en vigor.

Leer noticia.