El modelo de atención a personas mayores ‘En mi casa’ se extenderá forma progresiva a todos los centros de CyL

Milagros MarcosLa consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha anunciado que el nuevo modelo de atención a personas mayores ‘En mi casa’ se extenderá de forma progresiva a todos los centros de la Comunidad.

Marcos, quien ha inaugurado este viernes en el Fórum Evolución de la capital burgalesa una jornada organizada por la Federación Castellana y Leonesa de Atención a la Dependencia (Acalerte), ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que el nuevo modelo se pondrá en funcionamiento de forma consensuada con las entidades implicadas.

En este sentido, ha señalado que, tras evaluar los «buenos resultados» obtenidos del pilotaje de este programa, «ha llegado el momento de dar el paso definitivo para su extensión» y ha adelantado que en 2015 están operativas en la región, al menos, 100 unidades de convivencia.

Para la implantación del programa, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades pondrá en marcha un plan de formación permanente a distancia para ayudar a los centros que lo deseen en el proceso de transformación, además de proporcionar formación y acompañamiento técnico a los centros interesados en adherirse al proyecto.

El modelo ‘En mi casa’ tiene como base el fomento de los servicios profesionales, la implantación de centros multiservicios, la creación de unidades de convivencia y de unidades de convalecencia sociosanitaria.

En la actualidad, el modelo se oferta en 150 centros, que prestan un total de 536 servicios, a lo que hay que sumar 50 unidades de convalecencia sociosanitaria y 44 unidades de convivencia, que se sitúan en todas las provincias de la Comunidad, tanto en centros públicos como privados.

En Burgos, el modelo de cuidado a personas mayores ‘En mi casa’, impulsado por la Junta, cuenta ya con cuatro unidades de convivencia en centros propios de la Gerencia de Servicios Sociales, dos de las cuales radican en la residencia de Cortes de la capital burgalesa.

Este centro, en el que se desarrollan desde 2012 trabajos de adaptación al nuevo modelo, se crearán en breve tres nuevas unidades de convivencia, que conllevarán la contratación de 21 auxiliares de enfermería.

Antes de que finalice el próximo año, las 151 plazas para personas en situación de dependencia de la residencia de Cortes funcionarán como unidades de convivencia o habrán iniciado, al menos, el proceso de transformación impulsado por la Junta.

Cuidados profesionales

Según los datos que maneja la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, el 70 por ciento de las personas en situación de dependencia elige cuidados profesionales, frente al 30 por ciento restante que opta por cuidados familiares.

Actualmente, el nivel de ocupación de las residencias de la Comunidad, a las que se han sumado 1.200 plazas en los últimos años, es del 88 por ciento y el número de personas en situación de dependencia que reciben servicios profesionales se ha incrementado en un 26 por ciento desde agosto de 2012.

Estas circunstancias, han convertido a Castilla y León en la comunidad autónoma que más empleo genera vinculado a los servicios a las personas dependientes, con 6,28 empleos por cada 1.000 habitantes, casi el doble de la media nacional.

La provincia de Burgos cuenta con una cobertura de plazas residenciales del 8,1 por ciento, frente al 7,61 por ciento de media de la Comunidad y del 4,3 por ciento del promedio de España.

Leer noticia.