Nuestros políticos no quieren hablar con los dependientes

Para nuestros gobernantes resulta incómodo hablar el pueblo al que gobiernan y que les han votado. Es más fácil colgar el teléfono y acusar de falta de ética profesional al mensajero, Jordi Évole.

Jorge Moragas

Leer noticia.