Casi el 50% de los mayores sufre al menos una caída en 18 meses

Experiencia ActivaEl estudio incluyó a 203 mayores de la Fundación San Rosendo y se registraron 0,7 caídas por persona al año.

El objetivo del estudio es identificar a los ancianos en riesgo de sufrir una caída, para poder desarrollar medidas preventivas que minimicen la caída y sus consecuencias.

Un estudio realizado por el médico Gabriel Díaz Grávalos y que contó con la colaboración de los trabajadores de la Fundación San Rosendo ha determinado cuáles los factores asociados con las caídas de las personas mayores institucionalizadas.

Integrado en el área sanitaria del Proyecto Experiencia Activa, el estudio incluyó a 203 mayores de 65 años de varios centros de la Fundación, durante 18 meses. Durante este tiempo, se registró cada caída, para su posterior análisis. De los 203 mayores incluidos en el estudio, 99 sufrieron al menos una caída. En el estudio, que puede consultarse en www.fundacionsanrosendo.es se registraron una media de 0,7 caídas por persona al año y, de acuerdo a este estudio, casi el 50% de los mayores sufre al menos una caída a lo largo de 18 meses.

No se registraron diferencias significativas entre sexos, pero sí se detectaron factores asociados a la incidencia de las caídas. De este modo, de los mayores que sufrieron una caída durante la duración del estudio: el 86,7% habían sufrido delirium en el último mes, el 71,4% tenían Parkinson, el 71% tenían déficit visual, el 59,2% tenían demencia y el 59,1% sufrían artrosis o artritis.

El objetivo del estudio es determinar las características que puedan servir para identificar a los ancianos en riesgo de sufrir una caída, para poder luego desarrollar medidas preventivas que minimicen la caída y sus consecuencias.

Vanesa Andrade Pereira, trabajadora de la residencia Nuestra Señora de la Salud de A Peroxa, uno de los centros de mayores participantes, destaca que “un estudio de este tipo pone de manifiesto el riesgo que corren los mayores de sufrir una caída” y destaca “cómo ese riesgo se incrementa para los ancianos que tienen una serie de factores asociados, como el déficit visual o la demencia”. Andrade recomienda también prevenir las caídas de los mayores con mucha vigilancia, proporcionándoles bastones y andadores, con calzado adecuado, con unas instalaciones despejadas y libres de obstáculos en el suelo, y con suelos antideslizantes y agarradores o pasamanos para que puedan caminar más seguros. Recomienda también tener especial cuidado en el baño, un lugar húmedo y que puede ser más peligroso para los mayores.

Proyecto Experiencia Activa

El Proyecto Experiencia activa es una iniciativa de transmisión del conocimiento promovido por la Fundación San Rosendo para difundir su experiencia y ponerla a disposición de la sociedad gallega, con el fin de que pueda ayudar a instituciones o familias que cuidan a personas mayores. Está integrado por estudios, investigaciones de carácter científico y empírico y buenas prácticas que emanan de la experiencia de los profesionales de la Fundación en las áreas sanitaria, social y cultural. Proyecto Experiencia Activa cuenta con la colaboración del grupo La Región y la Fundación Inditex.

Fundación San Rosendo

La Fundación San Rosendo lleva más de 20 años prestando un servicio asistencial a personas mayores y colectivos desfavorecidos de Galicia a través de su red de centros de 68 residencias, la mayoría en entornos rurales donde la oferta privada es escasa, que suman más de 3.500 plazas de las que sólo el 30% son concertadas. El equipo humano está formado por más de 1.500 trabajadores. Fue la primera institución en Galicia en certificar la calidad de sus centros mediante el reconocimiento europeo ISO 9001:2000