AERTE propone soluciones para desbloquear la adjudicación de ayudas residenciales a dependientes hasta la puesta en marcha del acuerdo marco

AerteAERTE propone a la conselleria de Bienestar Social que, mientras no sea operativo el acuerdo, las personas puedan, de manera provisional, elegir libremente plaza, tanto pública como concertada, en cualquier centro acreditado.

Solicita a la consellera de Bienestar Social y al secretario autonómico de Autonomía Personal y Dependencia, “la mayor diligencia y celeridad en la tramitación y publicación del expediente administrativo para concertar plazas residenciales por parte de Bienestar Social”.

Las personas dependientes que han solicitado ayudas residenciales están siendo las principales perjudicadas por el retraso en la concreción del acuerdo marco de plazas concertadas, por el que la conselleria de Bienestar Social se comprometió públicamente a asignar más de 3.000 nuevas plazas. En la  misma línea, el propio vicepresidente del Consell anunció su voluntad de poner en marcha dicho acuerdo en la Cortes Valencianas. Tras cuatro meses desde el inicio del año, el acuerdo sigue paralizado aunque haya partida presupuestaria para ello, por tanto, aún no ha sido ejecutada.

 Así se lo ha recordado la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (AERTE), a la conselleria de Bienestar Social esta semana con dos cartas dirigidas, tanto a la Consellera, como al Secretario Autonómico.

 En dichas misivas, entregadas ayer por vía de urgencia, AERTE propone que “mientas no sea operativo dicho acuerdo marco, las personas dependientes puedan elegir de manera provisional y libre, una plaza, tanto concertada como pública, en cualquier centro acreditado en la Comunidad Valenciana, y no sólo en los centros de accesibilidad social”.

 La paralización de la puesta en marcha del acuerdo marco, tiene como consecuencia que  personas dependientes que se encuentran en lista de espera para obtener una plaza pública, no puedan acceder, al no estar instrumentada. Ante esto, AERTE considera que cualquier centro de la Comunidad Valenciana acreditado en dependencia podría resolver este problema por motivos de urgencia, pero con la premisa de igualdad de oportunidades para todos los centros. Es decir, que en la resolución de las plazas puedan participar todos los centros acreditados para ello, y no solo unos pocos, como ha venido ocurriendo hasta ahora: “Si no hay soporte legal para resolver plazas, o se resuelven para todos los centros y que el usuario decida o para ninguno, pero lo que no tiene sentido es hacerlo sólo para unos pocos”. Habiendo partida presupuestaria para la resolución de las 3.000 plazas, AERTE considera que debería aplicarse inmediatamente a este fin, y no que el mismo se perdiera, o se dedicara a otros fines.

 AERTE considera un importante avance para el sistema de atención a la dependencia de la Comunidad Valenciana la firme voluntad de la conselleria de Bienestar Social de optar por la vía del concurso público abierto y equilibrado de plazas concertadas, poniendo fin a una situación de más de cinco años de desigualdades en el sector. No obstante, es necesaria su puesta en marcha para desbloquear la resolución de expedientes de personas que necesitan de forma urgente plazas residenciales. Por ello, AERTE solicitó ayer “la mayor diligencia y celeridad en la tramitación y publicación del expediente administrativo para concertar plazas residenciales por parte de Bienestar Social”.

 La patronal de centros y servicios de atención a personas dependientes reitera una vez más su disposición a colaborar con Bienestar Social y todos los agentes del sector, para agilizar cuanto antes la puesta en marcha de este nuevo programa.