Las actividades de ocio contribuyen al retrasar la aparición de enfermedades neurodegenerativas en los mayores

envejecimientoactivo• El ejercicio físico estabiliza enfermedades comunes como la hipertensión o la diabetes y favorece la reducción del consumo de fármacos

• Un ocio sano debe estar adaptado a las características de cada persona y debe implicar actividad física, mental y social

Un ocio de calidad es fundamental para la promoción de un envejecimiento activo y saludable. Como consecuencia del desarrollo de ciertas patologías o del consumo de ciertos fármacos, con la edad se desarrollan tendencias hacia el sedentarismo o el aislamiento social. El ocio cumple un papel fundamental para combatirlas, ya que contribuye al bienestar de los mayores, tanto físico como mental.

Las opciones más habituales son actividades recreativas, culturales, educativas, de voluntariado y actividades de la vida diaria en familia y en la comunidad. “La estimulación cognitiva es beneficiosa a la hora de desarrollar la agilidad mental y retrasar la aparición de enfermedades neurodegenerativas. Además, la práctica de actividades físicas estabiliza enfermedades comunes en los mayores como la hipertensión o la diabetes y favorece la reducción del consumo de fármacos”, asegura David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores.

Las actividades de ocio han de tener en cuenta las características de la persona, sus patologías y su realidad social y familiar. Se aconsejan actividades que mantengan a la persona física y mentalmente activa y estimulen el ámbito de las relaciones sociales.

El ocio ha de ser tiempo para uno mismo

Pero es importante tener en cuenta que no todo el tiempo libre tiene estos efectos beneficiosos. “En muchos casos, una gran parte del tiempo de las personas mayores se dedica a atender al resto de la familia. Las labores del hogar o el cuidado de los nietos consumen la energía del mayor e impiden que pueda realizar actividades que beneficien un envejecimiento activo”, explica el doctor Curto.

“Muchos mayores confunden el estar ocupados con las actividades propias del envejecimiento activo, para esto es fundamental que las actividades de ocio sean aquellas en las que la persona tenga tiempo para sí misma y le permitan recargar pilas para afrontar cada día con positivismo”, añade el doctor David Curto. En este sentido, Sanitas Mayores dispone de diversas actividades lúdicas en su compromiso con el envejecimiento activo y saludable. “Contamos con un amplio programa de ocio, con actividades dirigidas tanto a mejorar el estado físico como la socialización de las personas. La oferta es muy amplia, con opciones como cineforum, baile, talleres de lectura, talleres de escritura o gerontogimnasia, entre otras”, comenta David Curto.