Las 22 residencias que impulsó la familia Cotino se ponen a la venta

  • cotinpEl mayor grupo de geriátricos de la Comunidad establece un precio inicial de salida próximo a 98 millones
  • Auren es la auditora que se encarga de la valoración de los activos de Savia, que pertenece a Enrique Ortiz

El mayor y más polémico grupo de geriátricos de la Comunidad Valenciana está en venta. Se busca comprador para la firma Savia-Gerocentros, que perteneció a la familia del ex político del PP Juan Cotino, y que ha motivado la creación de una comisión de investigación en las Cortes por el trato de favor que recibió durante la etapa en la que el propio Cotino dirigía la Conselleria de Bienestar Social. Un grupo que ahora pertenece, entre otros, al empresario alicantino imputado en varias causas, Enrique Ortiz.

Los accionistas de la empresa han contactado con los servicios de la auditoríaAuren para que se ponga a disposición de posibles compradores y gestione las pujas que puedan llegar por el grupo de residencias de la tercera edad que cuenta con un total de 22 centros, de los que 15 se hallan en Valencia, 5 en Castellón y 2 en la provincia de Alicante. Desde esta consultoría, que presta servicio decorporate, se ha confirmado que se estaba realizando una valoración de la firma valenciana pero que aún no se disponía de ninguna oferta de compra firme.

El proceso para desprenderse del entramado Savia-Gerocentros -que para muchos siempre ha estado en venta- llega precisamente ahora, cuando la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, que dirige Mónica Oltra, trabaja ya en los nuevos pliegos para cambiar el Plan de Accesibilidad Social o ‘modelo Cotino’ de plazas residenciales con el que la Savia-Gerocentros ha nutrido sus ingresos durante los últimos años.

La intención de vender el ‘megagrupo’ geriátrico sigue la tendencia de otras empresas que presagiaron una reducción de sus ingresos, como la constructora OHL que se deshizo de sus 11 geriátricos del ‘modelo Cotino’ poco después de aterrizar Oltra en Bienestar.

Fuentes cercanas al procedimiento de venta explicaron a EL MUNDO que el precio inicial de salida de Savia se estima en 98.310.000 euros. Casi cien millones que se solicitan al tomar de ejemplo las últimas transacciones realizadas en el sector y el múltiplo medio al que se han realizado.

La última adquisición realizada en la Comunidad fue la de marca SARquavitae que gestiona residencias de la tercera edad en toda España y que adquirió durante el verano de 2015 los once centros valencianos de Novaire (OHL) por 50 millones de euros. Una transacción de características similares porque Novaire también fue una de las firmas privilegiadas del ‘modelo Cotino’ de plazas concertadas.

Sin embargo, las expectativas de los socios de Savia pueden frustrarse a la hora de lograr los casi 100 millones, especialmente, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) que considera que las plazas que integraban el segundo tercio de accesibilidad social se adjudicaron de forma contraria a derecho. Una sentencia que ha servido de excusa a Mónica Oltra para ordenar a sus direcciones territoriales que evitaran iniciar nuevos expedientes de ingreso de usuarios en las residencias de accesibilidad. Con esta decisión, las empresas que ahora tienen cerca de 4.000 plazas concertadas con la Administración, perderán 2.000 y dejarán de recibir otras 2.000 que esperaban lograr como tercer tercio de las 6.000 plazas programadas.

El Plan de Accesibilidad Social se puso en marcha en 2001 y establecía un compromiso, por parte de la Conselleria de Bienestar Social -con el conseller Rafael Blasco al frente- de llenar un tercio de las plazas con pacientes de la decena de residencias que se adhirieron -3.000 que luego pasaron a 2.000-, luego se ampliaría un segundo tercio -otras 2.000- y se concluiría con el tercer tercio que suponía 6.000 plazas en total.

 

Fuente: El Mundo