“Si me llevas a una residencia te desheredo”, la polémica campaña promovida por una compañía de cuidadores

  • si-me-llevas-a-una-residencia-te-desheredoLa empresa se ampara en estudios que reflejan que el 87,3% de los mayores prefieren continuar viviendo en sus hogares
  • El sector de la dependencia considera que se pone en tela de juicio, «de manera absolutamente injusta, el servicio que prestan»

La empresa valenciana de cuidadores Cuidum ha promovido una polémica campaña en Valencia que defiende la voluntad de las personas mayores de seguir viviendo en sus hogares. En ella, los autobuses de la EMT muestran las imágenes de una mujer mayor amenazando a su hijo con un rodillo acompañan a la frase: «Si me llevas a una residencia, te desheredo», según ha informado Europa Press.

Varias entidades del sector de la dependencia, como UGT-PV, LARES-CV, CCOO-PV y AERTE ha reclamado por escrito la desaparición de estos carteles, ya que entienden que «denigran la imagen de las residencias para mayores» y ponen en tela de juicio «de manera absolutamente injusta el servicio que se presta en las mismas».

Cuidum ha reaccionado a lo que ellos llaman la reacción del «lobby de las residencias», manifestando su «sorpresa» ante esta campaña de «presiones y amenazas». Así, defienden que su campaña de publicidad «refleja una opinión muy extendida», que «muchas personas mayores prefieren ser atendidas en sus hogares y rechazan acabar sus días en una residencia».

La compañía de cuidadores blinda su postura con estudios que reflejan que «la mayoría de los ancianos valoran su independencia y prefieren continuar viviendo en sus propios hogares», como el estudio de Eurostat 2011 o el realizado por Imserso en 2010, que reflejaba que el 87,3% de las personas mayores rechazaban la idea de irse a una residencia.

El estudio de Eurostat constató que solo un 1,7% de las personas de entre 65 y 84 años vivían en estos centros, mientras que el porcentaje aumentaba hasta el 12,6% en el caso de los mayores de 85 años.

Por todo ello, Cuidum reclama un esfuerzo adicional por parte de la sociedad para facilitar a sus familiares mayores el poder seguir viviendo en sus casas si estos así lo desean, apostando por los cuidados personalizados adecuados y a domicilio para cada caso particular.

«Cuidar la habitación, recibir ayuda para asearse, controlar la medicación o tomar la tensión a diario es posible sin renunciar al hogar», ha reivindicado.

Para defender que no se trata de un caso de publicidad engañosa, la startup ha recalcado que en un solo año han incorporado a más de 3.400 cuidadores profesionales, el 98% de ellas mujeres de entre 35 y 55 años.

Fuente: infoLibre