Gesmed renuncia a una de las tres zonas de Asistencia Domiciliaria de la capital valenciana y a 3,5 millones

portadaGesmed2La empresa Gestió Sociosanitaria al Mediterrani (Gesmed) ha presentado su renuncia a una de las tres zonas en que está repartido el Servicio de Asistencia a Domicilio (SAD), dejando así a la segunda empresa clasificada un contrato cercano a los 3,5 millones de euros. El motivo, según expone en un documento al que ha tenido acceso Levante-EMV, es su decisión de «evitar la concentración de servicios en una única empresa», filosofía que Gesmed ya le trasladó a la Concejalía de Bienestar Social nada más conocerse la valoración de las plicas.

El contrato del Servicio de Asistencia a Domicilio, que tiene una vigencia de dos años e incluye la teleasistencia, el programa «Menjar a casa» y la asistencia directa a los personas con menos autonomía, tiene un coste superior a los 13 millones de euros y se divide en tres zonas de la ciudad.

A concurso, por tanto, salieron tres lotes diferenciados, pudiéndose presentar las empresas a la totalidad de ellos, con la peculiaridad añadida de que en caso de resultar adjudicataria de más de uno no tienen la obligación de renunciar a los mismos, como ocurre, por ejemplo, con la contrata de limpieza.

En este caso, precisamente, la adjudicataria de los tres lotes ha sido una misma empresa, Gesmed, de la que es director general Emèrit Bono, hijo del que fuera conseller de Joan Lerma; y cuyo responsable de estrategia es el exsecretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla. Se producía, por tanto, una concentración del servicio en una misma compañía, cosa que no había ocurrido nunca antes.

No obstante, ya desde el primer momento la empresa comunicó a la Concejalía de Bienestar Social que no era partidaria de la concentración de servicios y la propia concejalía anunció la posibilidad de que hubiera una renuncia voluntaria a alguno de los tres lotes.

Y así ha sido. Gesmed ha presentado oficialmente su renuncia al lote 1, cuyo montante es de 3.444.000 euros para alrededor de 1.000 usuarios. «Dado que Gesmed „dice el escrito„ le ha hecho saber expresamente al ayuntamiento su voluntad de colaborar con el mismo par evitar la concentración del servicio en una única empresa», renuncia a ese primer lote, advirtiendo que esta renuncia es voluntaria al no haber limitaciones en los pliegos.

Tras la renuncia de Gesmed, que estos días debe presentar la documentación previa a la firma del contrato, la adjudicación del primer lote podría pasar a la segunda empresa clasificada si así lo acepta la misma. En este caso, como en los otros dos, esa segunda firma es Servisar Servicios Sociales, que además, había obtenido la mejor puntuación en el apartado técnico.

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia ha hecho público precisamente su rechazo a la concentración de servicios en una misma empresa. A juico de su portavoz, Fernando Giner, la decisión del «tripartito» de adjudicar los tres lotes a una misma empresa podía provocar «una desatención a las personas mayores». Tras recordar que este Servicio de Atención a Domicilio tiene 3.000 usuarios en toda la ciudad, considera esta decisión un tanto «arriesgada».

Situaciones que «no son buenas»

Fernando Giner asegura no tener dudas sobre la legalidad del procedimiento, pero advierte de que «este tipo de situaciones no son buenas para una gran ciudad como Valencia». De ahí, que inste a la concejalía a incluir en los próximos pliegos de condiciones esa limitación, petición que hará oficial ante el consistorio y que acompañará de una pregunta sobre el recurso que presentó una de las empresas licitadoras. Se refiere a la queja de Povinet por la valoración técnica obtenida, queja que no fue admitida por el servicio de contratación. Hace pocas semanas C´s propuso también la puesta en marcha de un servicio de lavandería para personas mayores e impedidas, servicio que podría prestarse dentro del Servicio de Ayuda a Domicilio.

Fuente: Levante EL MERCANTIL VALENCIANO