Caldera dice que dependencia es el sector que más empleo puede generar en España

Jesus CalderaEl exministro de Trabajo y Asuntos Sociales Jesús Caldera ha sostenido hoy en Salamanca que el sector que más empleo puede generar en España por la inversión realizada es el de la dependencia, cuya regulación está recogida en una Ley, que él impulsó -ha recordado- y que ahora cumple su primera década.

En declaraciones a Efe, Caldera, que ha intervenido en el seminario titulado «Una mirada. 10 años con la Ley de Dependencia» organizado por la Universidad de Salamanca (USAL), ha elogiado la Ley de la Dependencia promovida por el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y en el que el salmantino estaba al frente de la cartera de Trabajo y Asuntos Sociales.

«Es una norma de última generación que favorece la cohesión social del país y mejora también su actividad económica», ha sostenido el exministro por lo que, en su opinión, conviene que se haga una evaluación desde su entrada en vigor el 1 de enero de 2007.

Desde su punto de vista, ha permitido que en la actualidad casi un millón de personas en España estén siendo atendidas, lo cual, según sus palabras, es una ley esencial sin la que la democracia española «no se podría entender».

No obstante, ha reconocido que la aplicación haya sufrido «algunos retrocesos» que el actual Gobierno de Mariano Rajoy atribuye a la crisis económica.

Una justificación que Caldera no comparte y que ha tildado de «error» por considerar que es una ley de la sociedad española.

A modo de análisis económico, el exministro ha subrayado que para salir mejor y más rápidamente de la crisis «conviene invertir en sectores que tienen un efecto multiplicador en materia de empleo y una tasa de retorno muy elevada».

Entre ellos ha incluido el de la atención a la dependencia por considerar que es el que «más empleo puede generar por la inversión realizada en España y además no se puede deslocalizar».

Ha calificado de «insuficiente» el incremento de 80 millones de euros en los presupuestos generales del Estado para este año en el ámbito de la dependencia y ha confesado que él hubiera realizado un esfuerzo mayor traducido en 300 ó 400 millones de euros más.

Un aumento que ha acreditado en el sentido de que desde 2011 se han perdido casi 1.000 millones de euros al año de inversión, lo cual ha derivado en una pérdida de 60.000 empleos en el sector.

Ha insistido en «la gran capacidad de dinamización económica» y se ha referido a las 450.000 personas que actualmente trabajan en el ámbito de la dependencia y que una mejor organización se traduciría en que se podría duplicar el número de puestos de trabajo en la próxima década.

En clave autonómica, Caldera ha reconocido que hay una serie de comunidades, entre ellas, Castilla y León que son las que mejor funcionan, aunque desde su punto de vista la clave está en ver «entre todos» cómo se pueden «mejorar los derechos de los españoles y además si se genera empleo, excelente».

Finalmente, ha recordado que leyes de dependencia las tienen muy pocos países en Europa, que en el caso de España permite cooperar al Estado y a las comunidades autónomas, que es una norma «contra la soledad», ya que los servicios que presta «permiten tener un control de las personas ante situaciones de riesgo, y que eleva la calidad de vida de los ciudadanos».

Fuente: La Vanguardia