CREW es un proyecto europeo que estudia la calidad de vida de los mayores en función de las políticas públicas

mayores-valencia-2La Universidad Pompeu Fabra (UPF) coordina un programa internacional cuyo objetivo es mejorar las políticas públicas relacionadas con el cuidado, la jubilación y la calidad de vida de las personas mayores, a partir de la realidad de este colectivo en diferentes entornos.

El profesor del Departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la UPF Bruno Arpino es el coordinador del proyecto «Care, Retirement & Wellbeing of Older People Across Different Welfare Regimes» (CREW), en el que participa un consorcio de seis instituciones europeas y canadienses, han informado fuentes de la UPF.

El programa se basa cuatro grandes ejes de investigación: los aspectos que determinan la salud y el bienestar sobre la tercera edad, la atención y el bienestar de las personas de tercera edad como cuidadores, los retos a los que se enfrentan los sistemas de pensiones, y la población de personas mayores sin familiares cercanos.

El programa pretende mejorar el conocimiento de los diferentes determinantes de la salud y el bienestar de las personas mayores, y ayudar a identificar los grupos con más riesgo de sufrimiento, además de evaluar las consecuencias del cuidado que las personas mayores proporcionan tanto a sus nietos como a otros ancianos.

El proyecto también intentará mostrar las implicaciones que supone el envejecimiento en soledad, teniendo en cuenta que la proporción de personas mayores que tienen pocos familiares vivos, o bien con familiares que viven lejos o que trabajan a tiempo completo, probablemente aumentará en un futuro próximo.

Comprender las necesidades de atención de esta población en crecimiento es crucial para el diseño de políticas sociales, según las mismas fuentes.

Además de la UPF, los resto de investigadores son Anne Gauthier (Netherlands Interdisciplinary Demographic Institute, Países Bajos), Ester Rizzi (Universidad Católica de Lovaina, Bélgica), Gustavo de Santis (Universidad de Florencia, Italia), Maria Letizia Tanturri (Universidad de Padua, Italia) y finalmente, Rachel Margolis, de la Universidad de West Ontario (Canadá).

El consorcio recibirá 879.000 euros de la Comisión Europea para financiar el programa, cuya duración es de tres años (2017-2019), y de los que la UPF recibirá 150.000 euros.

Fuente: La Vanguardia