«

»

feb 06

SOCIALCARE, un proyecto innovador para mejorar la calidad de vida de las personas mayores en sus hogares

Pin It

pareja mayoresWorldline Iberia participa en SOCIALCARE, un proyecto innovador para mejorar la calidad de vida de las personas mayores en sus hogares, mediante el uso de sensores. En colaboración con un consorcio de socios europeos, y con el soporte del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital dentro del marco del programa europeo Active and Assisted Living Program (AAL), SOCIALCARE es nuevo paradigma en los sistemas de cuidados y bienestar, en el que voluntarios, cuidadores informales y proveedores de servicios cuentan con las más avanzadas tecnologías para trabajar conjuntamente y apoyar la gestión individual de la vida independiente de las personas mayores en sus hogares.

El proyecto SOCIALCARE nace con el propósito de ayudar a las comunidades auto gestionadas de personas mayores que, con sus familiares, vecinos, y cuidadores, se organizan para disponer de servicios de bienestar y cuidado de su salud. Para ello, SOCIALCARE dispone de un conjunto de directrices, mejores prácticas y herramientas tecnológicas enfocadas a facilitar su interacción social, el seguimiento de la salud y bienestar, y fomentar la adquisición de nuevos conocimientos en materias que sean de su interés.

De hecho, son estas comunidades locales las que van a poder prestar un más amplio apoyo a las personas mayores en el momento en el que más lo necesitan, cuando son más frágiles y tienen una mayor necesidad de atención. El proyecto se basa en la idea de que son precisamente las propias personas mayores y las comunidades a su alrededor las que mejor saben cuáles son sus problemas, y por tanto son también quienes pueden dar con las soluciones que resulten más eficientes a nivel local. Por tanto, las personas mayores son usuarios del sistema, pero al mismo tiempo son también voluntarios y ciudadanos en su comunidad.

La salud es lo primero

El proyecto SOCIALCARE está trabajando directamente con diversas comunidades de prestación de servicios sociales a personas mayores para conocer de primera mano sus principales preocupaciones y los servicios más demandados. De esta forma se ha podido constatar que la principal prioridad son los servicios relacionados con la salud, en particular, y en este orden, la detección de caídas, la petición de ayuda y la gestión de la medicación.

Además de estos servicios, se encuentran otros de carácter social, como información sobre eventos a los que puedan asistir o actividades y voluntariados en los que puedan participar.

Asistencia personalizada

Sin embargo, la realidad es que apenas existen en el mercado soluciones asequibles que permitan realizar un seguimiento de los parámetros personales de salud en su propia casa y de forma no intrusiva, por ejemplo mediante la utilización de sensores portátiles de bajo coste (los denominados “wearables”), cuyo objetivo es realizar un seguimiento de aquellos parámetros que los profesionales de la salud hayan recomendado vigilar. La solución SOCIALCARE no solo realiza dicho seguimiento según las necesidades específicas de cada usuario, sino que incluye un sistema de gestión que permite avisar inmediatamente a los cuidadores de la persona mayor si se detecta cualquier tipo de anomalía que pueda indicar la existencia de una situación de riesgo para la salud.

Según Antoni Paradell, Responsable de I+D del Centro de Competencias de Movilidad de Worldline: “La combinación de las tecnologías más avanzadas en el ámbito de IoT con los dispositivos móviles de última generación nos permite dar un salto cualitativo en los sistemas de atención remota de la salud, adaptándonos a las necesidades específicas de cada paciente”.

SOCIALCARE en acción

La solución SOCIALCARE ya ha iniciado su andadura mediante su implantación en comunidades de los Países Bajos y de Austria, obteniendo un alto grado de aceptación en estas comunidades. Esta gran acogida se ha visto favorecida por la filosofía de desarrollo ágil de SOCIALCARE, que permite la rápida adopción de las sugerencias que realizan las propias comunidades, redundando en un beneficio mutuo. Otro aspecto clave que ha contribuido al éxito de la solución ha sido el cuidado extremo que se ha prestado a la usabilidad de la solución desarrollada, considerando las necesidades y restricciones propias de las personas mayores como usuarios principales de las aplicaciones.

Fuente: Worldline