El ejercicio reduce la mortalidad asociada con la discapacidad en personas mayores

envejecimiento activoLa actividad física reduce la mortalidad asociada con la discapacidad física en las personas mayores, que también “mejoran mucho” su salud si hacen ejercicio de forma regular y adaptada, según un estudio dirigido desde la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) sobre una muestra de más de 3.500 personas.

Desde la universidad madrileña han subrayado que hasta ahora se conocía que la actividad física regular previene la discapacidad física en los ancianos, pero se desconocía si una vez que se padecía discapacidad la actividad física podría “atenuar” sus perjuicios para la salud, algo que ha corroborado este estudio.

Sus conclusiones han sido publicadas en la revista internacional ‘Journal of Gerontology: Medical Sciences’, donde han explicado que el análisis estaba enfocado a conocer si la actividad física regular podría reducir la mortalidad total y por enfermedad cardiovascular en las personas mayores con discapacidad física.

Los autores explican en un comunicado que el estudio incluyó a 3.752 personas representativas de la población de 60 años o más en España, a quienes se siguió desde el año 2000 hasta la actualidad para determinar la mortalidad y su causa.

Además, se dividió a la muestra en cinco tipos de discapacidad física, como son la agilidad, movilidad, actividades diarias globales, actividades para atender las necesidades de la casa y actividades de autocuidado, han añadido desde la UAM.

Los resultados muestran que todos los tipos de discapacidad física se asociaron con mayor mortalidad por cualquier causa y por enfermedad cardiovascular.

Por su parte, ser físicamente activo se asoció con una reducción de entre el 26 y el 37 por ciento de la mortalidad general, y de entre el 35 y el 50 por ciento de la mortalidad cardiovascular en todos los tipos de discapacidad física.

Una “buena noticia” es que la mortalidad fue similar en las personas físicamente activas con discapacidad y en las personas físicamente inactivas sin discapacidad”, ha señalado el investigador de la UAM y primer firmante del estudio, David Martínez.

Estos resultados indican que las personas mayores con discapacidad pueden mejorar “mucho” su salud haciendo de forma regular actividad física adaptada a sus posibilidades.

El trabajo fue realizado por investigadores del departamento de Educación Física, Deporte y Motricidad Humana y el de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UAM; además del organismo Ciber de Epidemiología y Salud Pública, el Imdea Alimentación, y la Agencia de Salud de la Toscana (Florencia).

Fuente: La Vanguardia