«

»

nov 19

Un proyecto piloto enseña a 30 personas mayores a mejorar el uso de medicinas

Pin It

iassEl Cabildo y el sector farmacéutico llevan a cabo la iniciativa en Santa Cruz y Arico.

El Cabildo, a través del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) desarrolla un proyecto piloto para mejorar el uso de medicamentos de un grupo de 30 personas mayores que tienen dificultades para acudir a sus farmacias en las zonas dispersas de Anaga (Santa Cruz) y Arico. Esta acción la hace en colaboración con el Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife y la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria.

La directora insular responsable del IASS, Juana María Reyes, firmó ayer un convenio de colaboración, por un periodo de seis meses, para hacer efectiva esta iniciativa. El documento también fue ratificado por el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Manuel Ángel Galván, y su homólogo de la delegación canaria de la Sociedad Española de farmacia Familiar y Comunitaria, Bartolomé Domínguez del Río.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, explica que el fin de este convenio, que cuenta con un presupuesto inicial de 13.000 euros, es asegurar la accesibilidad y seguridad en la toma de medicamentos, promoviendo la efectividad de la pauta instaurada por su médico. Persigue, también, detectar posibles duplicidades, efectos adversos e incumplimientos, para prevenir o evitar resultados no deseados; contribuir a instaurar el tratamiento prescrito por su médico; facilitar la labor del personal auxiliar domiciliario y/o cuidador del mayor y formar en el uso racional de los medicamentos prescritos.

La directora del IASS señala que “las tres entidades aúnan sus objetivos comunes para potenciar herramientas y actuaciones que permitan la permanencia durante el mayor tiempo posible de la persona mayor en su entorno, evitando o retrasando en su caso, su institucionalización forzosa”. Añade que “son muchas las personas mayores que participan en programas de actividades comunitarias y que manifiestan que tienen dificultades para desplazarse al médico de cabecera”.

Fuente: La Opinión de Tenerife