La Diputación General de Aragón refuerza el apoyo a personas mayores en 85 pueblos pequeños

consejera-residencia-albalate-del-arzobispoEl Gobierno Autonómico presentó en Albalate el programa de envejecimiento activo, que incluye nueve municipios del Bajo Aragón Histórico.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, visitó este lunes Albalate del Arzobispo para dar a conocer las ayudas a programas de envejecimiento activo que el gobierno autonómico otorga entre pueblos de menos de 2.000 habitantes. Estas ayudas, convocadas por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) por primera vez este año, llegarán a 85 localidades y a unos 12.000 usuarios de todo Aragón.

En total, el Gobierno autonómico ha invertido 270.000 euros para estos programas en toda la comunidad, que se han desarrollado en 2018 o lo harán en 2019. En concreto, las ayudas son para 14 pueblos de la provincia de Huesca, 9 de Teruel y 62 de Zaragoza. Además de Albalate, dentro del Bajo Aragón Histórico también han obtenido ingresos La Puebla de Híjar, Urrea de Gaén, Aguaviva, Montalbán, Chiprana, Fabara, Fayón y Nonaspe. Cabe destacar que todos los pueblos que solicitaron formar parte del programa han recibido las ayudas.

Las actividades del programa de envejecimiento activo abarcan tres grandes áreas: actividad física, para fomentar el aumento de autonomía y la esperanza de vida sin discapacidad; cognitiva, con actividades preventivas destinadas a la estimulación y a mantener la agilidad mental y la memoria; y las nuevas tecnologías de la información, para fomentar la mejora en la comunicación y la participación de los mayores.

«Es un programa muy valorado por las personas porque les ayuda a mantener la actividad tanto física como mental. Nuestro objetivo es que los mayores permanezcan activos el mayor tiempo posible y que consigamos retrasar la situación de dependencia», destacó la consejera. Asimismo, incidió en el aumento económico que ha llegado por parte del IASS a la Comarca del Bajo Martín. «En la anterior legislatura se destinaron 88.000 euros, y desde que entramos en 2015 ha pasado a 309.000 euros, lo que demuestra el compromiso del Gobierno de Aragón con los servicios sociales y con las personas mayores, que además supone la creación de muchos puestos de trabajo», explicó.

Lista de espera de 140 personas

En el caso particular de Albalate del Arzobispo el programa de envejecimiento activo se desarrolla en la residencia municipal, que dispone de 54 plazas en total ocupadas por vecinos de la localidad. De ellas, 12 son para personas dependientes, y seis de estas son concertadas con el Gobierno de Aragón. El espacio cuenta con una amplísima lista de espera, de 140 personas. Por este motivo uno de los objetivos de Antonio del Río, alcalde de Albalate, es conseguir una ampliación que costaría «alrededor de 600.000 euros».

El primer edil albalatino valoró muy positivamente la inclusión del municipio en el programa de envejecimiento activo. «Es fantástico, un complemento a la asistencia base que permite hacer más actividades gracias a DGA, algo que no podríamos desarrollar con nuestros medios y nuestra capacidad. A quien hay que preguntar la utilidad del programa es a los propios usuarios, ¡mira lo contentos que están!», señaló en referencia al buen ambiente que se respiraba en la residencia. Pilar Calvo, la directora, explicó que el espacio es muy valorado por los vecinos de Albalate. «Entran siendo plenamente válidos y para ellos es un premio: no son una carga para sus hijos, están bien atendidos, en el centro del pueblo, pueden salir, tienen a la familia cerca…», comentó.

Taller contra la violencia de género

La consejera aprovechó su visita a Albalate para conocer también el curso de defensa personal organizado por la Comarca del Bajo Martín y el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM). El objetivo es prevenir situaciones de violencia de género, trabajando en técnicas de prevención y autoprotección. En él participan una quincena de mujeres de la localidad.

Fuente: La Comarca