«

»

nov 08

El ayuntamiento de Donostia publica el nuevo Reglamento Regulador del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio

Pin It

hospitalización a domicilioLa asistencia domiciliaria, que presta el Ayuntamiento de Donostia por medio de una contrata de trabajadoras que atienden las tareas del hogar y los cuidados personales a ciudadanos dependientes, cambiará sus reglas próximamente. Un nuevo reglamento, incluido en el orden del día de la junta de gobierno de hoy, ya no fijará en tres horas el máximo de atención que podrán recibir los usuarios. La nueva normativa cambiará la intensidad del servicio, que podrá ser de cuatro horas o más al día, en función de las especiales circunstancias de cada persona o de cada hogar.

Otras modificaciones que están incluidas en el nuevo Reglamento Regulador del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio, que sustituirá al vigente desde 2006, se dirigen a modificar el nuevo precio público por el servicio, que será de un máximo de 15 euros a partir del año que viene, un euro más que este año. Las familias pueden pagar esta cantidad o sumas inferiores, en función de su renta, o incluso resultarles gratuito.

El encarecimiento en un euro en el precio máximo es la primera subida desde hace varios años, ya que la cantidad ha ido bajando. A lo largo de 2018, la hora ha tenido un precio máximo de 14 euros, dos menos que en 2017, y cuatro menos que hace tres años. El Consistorio fue decidiendo estas rebajas con el objetivo de frenar la disminución de las horas solicitadas por los ciudadanos. De hecho, hace tres años se contabilizaban 1.750 personas atendidas, una cifra que ha descendido hasta las 1.500 en la actualidad (en 1.200 hogares), todas ellas con algún nivel de dependencia o enfermedad y la gran mayoría, de la Tercera Edad.

El nuevo reglamento prevé también la creación de una nueva modalidad de acceso urgente al servicio, con el fin de que los ciudadanos que se vean repentinamente necesitados de ayuda domiciliaria no tengan que esperar en exceso. La normativa también contempla establecer otras modalidades de servicio para personas no dependientes.

La asistencia domiciliaria incluye tareas que van desde la ayuda para el aseo personal, levantar a la persona de la cama, la limpieza del hogar, la toma de medicación y la comida. Las trabajadoras también puede acompañar a los usuarios fuera del hogar para gestiones personales, compras o asistencia al Centro de Día.

La concejala de Acción Social, Ai-tziber San Román, explicó que las novedades del reglamento son necesarias para adaptarlo a las nuevas leyes. Asimismo, añadió que la normativa “pretende vincular al usuario a los servicios sociales y favorecer el seguimiento de cada caso, así como mejorar el control de la calidad del servicio, ajustar las necesidades y su intensidad, además de garantizar las habilidades profesionales necesarias”. También tiene como objetivo “avanzar hacia una atención sociosanitaria en el domicilio” y “conseguir un empleo estable, regulado y transparente”.

Fuente: Diario de Gipuzkoa